Categoría: Tips , 06 Setiembre, 2017

Reformas que hacen magia para que tu casa valga más

Reformas que hacen magia para que tu casa valga más

Si estás pensando en vender tu casa, podés venderla tal como está, o podés venderla en su condición óptima, por más valor y con mayor rentabilidad. Para lograr esto, hay pequeñas reformas que podés hacer en ella y que hacen magia. Apenas implican una pequeña inversión y son muy rentables (aumentan el valor del inmueble hasta en un 15%). Una propiedad se ve en buenas condiciones, actualizada y renovada, aumenta su valor de mercado y se vende bien

Pequeña inversión; grandes beneficios


Para que las reformas sean rentables y realmente den valor a tu casa, es importante elegir algunas áreas estratégicas según el presupuesto del que disponemos. 

¿Cómo calcular la inversión que vamos a realizar en reformas? Se debe tomar en cuenta el precio del metro cuadrado de las viviendas reformadas y sin reformar en la zona. La diferencia de precios entre ellos se divide a la mitad, y el resultado será lo ideal para invertir en tu inmueble. Ejemplo:

Valor del m2 en vivienda reformada: U$S 2.000
Valor del m2 vivienda sin reformas: U$S 1.500
Diferencia: U$S 500
En este caso, nuestra inversión en reformas para una vivienda en esa zona por m2 debe ser de: U$S 250.

Ahora que ya sabés cuanto invertir, es hora de saber en qué.



Casa con cara nueva




Se le llama "lavado de cara" a las reformas básicas, recomendables y rentables que se hacen en una casa que se piensa vender y que son indispensables. Consisten en reparar todo lo que no funcione, reformar cocina y baños, darle una mano de pintura a la vivienda y arreglar los pisos.

Cocina y baño nuevos: Sobre todo, la cocina y el baño en buenas condiciones hacen que el valor de la vivienda suba, y también son factores que hacen que un comprador se incline por comprar tu casa en lugar de cualquier otra.  Por eso actualizar las instalaciones de agua es básico, sustitir sanitarios por otros más nuevos , y para los cambios en la cocina se recomienda cambiar los azulejos de las paredes, renovar los muebles y la iluminación. Y lo que más valor agregado le va a sumar es abrir la cocina al salón por completo.



Una mano de pintura: Para causar una buena impresión a primera vista es ineludible darle una mano de pintura a la casa. Tené en cuenta que un potencial comprador se decide por una vivienda durante los primeros siete segundos que pasa en ella. Pintar con colores neutros que aporten calidez y sean impersonales. Usar pinturas minerales (silicato, cal, arcilla o grafeno), que regulan la humedad, resisten los hongos, absorben mejor los olores y ayudan a disipar la contaminación electroestática (causada por electrodomésticos que ionizan el aire generando una atmósfera que a largo plazo puede causar jaquecas y cambios de humor).

Renovación de pisos: Pasar lija y barniz para pisos de casas de madera antiguas que puedan restaurarse. En caso de cambiarlos, colocar pisos flotantes se una buena opción. Para pisos de mármol, empastar y pulir; y en los cerámicos repasar juntas y sustituir las piezas rotas.

Reformas para que tu casa valga más

Ventanas, terraza y optimización espacios


Ventanas: Le dará valor a las estructura de la casa mejorar el aislamiento térmico y acústico, y usar vidrios de baja emisividad (minimizan la pérdida de calor) y con cámaras de aire de mínimo 14 milímetros.

Terraza: Una terraza con vista despejada vale más que una con edificios muy cerca y que tapan el paisaje. Obviamente en estos casos no podemos tirar abajo los edificios; así que una reforma que le aporta valor al inmueble es cerrar la terraza e incorporarla a la vivienda. Esto amplía el espacio útil y hace que la superficie cerrada valga entre un 50% y un 80% más que la terraza

Integración de espacios: Si el salón y el comedor están divididos, unilos. Agregá vestidores en los dormitorios y de ser posible baño en suite. Todo esto puede incrementar el precio de la propiedad hasta en un 25%.

Algo que también suma es ampliar las habitaciones eliminando los pasillos y aumentar el espacio de almacenaje construyendo armarios empotrados en huecos vacíos.



Iluminación, jardín y tecnología aplicada


Iluminación y jardín: Que en el jardín las plantas estén bien cuidadas y el césped cortado. Para mejorar la iluminación de la vivienda, cambiá las luces por otras que den mayor claridad, y colocá sensores de movimiento para que las luces se vayan encendiendo al caminar por la casa.


Tecnología aplicada al hogar: La vivienda tendrá mayor valor cuanta más tecnología tenga incorporada, sobre todo para los compradores más jóvenes. Por ejemplo, termostatos inteligentes para el control de la calefacción, persianas eléctricas que se abren y cierran en función de la luz exterior, y dispositivos WiFi para controlar estos detalles a distancia desde tu celular o computadora.



Reformas como estas incrementan el valor de tu propiedad y podrás insertarla en el mercado a un precio mayor, con más rentabilidad. Sin duda vas a recibir más consultas y no te vas a arrepentir de la inversión realizada.

¡Comparte con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?