Categoría: Arquitectura & Urbanismo , 06 Noviembre, 2017

La pintura negra vuelve a ser tendencia

La pintura negra vuelve a ser tendencia

Cada año, las marcas de pintura de todo el mundo celebran el “color del año”, el cual llega inmediatamente a la primera posición en la lista de todo decorador de interiores que quiera estar a la vanguardia. En 2016, la compañía Benjamin Moore sorprendió a las personas afines de los colores potentes con su “falta de color”, pues el color del año fue Simply White. Simplemente, blanco.

Pero para el 2018, la empresa PPG Paints, junto a marcas como Olympic y Glidden, han propuesto irse al otro extremo: hacer de la pintura negra la nueva tendencia mundial. Parece que el color negro vuelve con gran fuerza como algunos años atrás, aunque sabemos que nunca pasa de moda para quienes buscan en su neutralidad una base perfecta para combinar y un aire sofisticado para los ambientes.



El negro no es solo negro


En realidad, el color negro no es tan neutro como pensamos, ni tampoco, aunque suene contradictorio, tan “oscuro”. PPG propone varios tonos de negro, aunque su predilecto es el Black Flame. Este tono es una mezcla de negro con azul muy profundo (índigo) que crea un ambiente de privacidad y esperanza en un mundo que nos satura de información, a la vez que decoramos de forma clásica y moderna nuestros hogares. 



Un negro más saturado aún, como es el Black Magic de Olympic, lleva a un matiz más misterioso pero que sigue siendo ideal para combinar. Queda bien junto a grises (que también son tendencia), colores rosas, blancos pasteles; es un gran complemento a materiales como la madera y funciona de forma increíble en una sala con una gran lámpara de última moda. 





Otro tono de última moda será un negro más grisáceo, sin demasiado brillo, como el que propone Glidden con su Deep Onyx. Glidden remarca que este color apela a lo sencillo y al tan conocido “menos es más”, comparándolo con un vestido negro: es un clásico y no puede fallar.



Algunas pinceladas marcan la diferencia


Si no te animas a re-pintar una habitación entera de tu casa con este color porque te resulta demasiado intimidante, es muy fácil incluirlo de otras formas que también darán resultado. 

Lo mejor de la pintura negra es que es muy versátil: podemos pintar solo algunos objetos como armarios o sillas, puertas (o solo sus marcos), paredes únicas con diseños, escaleras y muchos otros lugares. E incluso si lo usás en habitaciones con colores blancos o pasteles, hará que estos resalten con más fuerza lo moderno y lo elegante del ambiente.




El contraste de cualquier tipo de negro hace que todo luzca mejor y hay quienes proponen incluso pintar toda la fachada exterior de nuestra casa de negro. Sea cual sea la opción que elijas para incluir pintura negra, lo que sí es seguro es que de inmediato estarás dentro de la tendencia casual, sencilla e hipermoderna del 2018.

¡Comparte con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?